PRÓXIMO VIAJE DE AUTOR 2019-08-19
LLÁMANOS AL +56-2-2215-6248
¿Qué tipo de Viajero eres? Comenzar Quiz
Consejos Viajeros

¿Vale la pena contratar a un guía experto? Enumeramos las ventajas de tener atención personalizada

 Alguna vez te has preguntado ¿Cuál es el valor real de viajar con un guía? Muchos viajeros piensan que contratar un guía es algo innecesario ya que hoy en día, gracias al internet, podemos buscar la información necesaria del lugar en dónde nos encontremos con nuestros celulares, como por ejemplo qué sitios visitar, recomendaciones de otros viajeros y demás.

Sin embrago, puede que no estés considerando todos los malos ratos o dolores de cabeza que te puedes ahorrar cuando hay un guía preparado y conocedor del lugar que está dispuesto a ofrecerte todos los recursos que necesitas y a responder todas tus dudas.

Piensa que en un viaje tu meta debe enfocarse en pasarla bien y no en estar todo el rato viendo el celular tratando de armar un itinerario y respondiendo dudas, este proceso te quita tiempo y energía

Por eso, desde Travelite hemos preparado para ti un resumen de lo que significa viajar acompañado de un guía experto.

Lo primero es que con un guía puedes despreocuparte y ver el panorama completo

Investigar acerca de un lugar puede ser una actividad apasionante para muchos, pero lo cierto es que el tiempo es oro y más cuando estamos de viaje.

Ir con un guía te ayudará a ahorrar tiempo, a relajarte y no tener que viendo tu celular todo el tiempo para ver cómo llegas de un lugar a otro, cómo te trasladas a un lugar lejano, dónde almorzar o demás interrogantes que tendrás que resolver si decides viajar por tu cuenta.

Los guías están preparados para darte toda la comodidad que necesitas para disfrutar el panorama completo sin tener que preocuparte por cuestiones logísticas.

Quienes han tenido la oportunidad de tomar tours personalizados, saben de lo que estoy hablando, y es que no hay nada más gratificante que poder sentirte seguro y gusto, tener con quien dejar tus pertenencias y saber que si tienes un guía a tu lado no vas a quedar aislado en ningún sitio.

 En segundo lugar, un guía te da una mirada privilegiada de la historia y las anécdotas del lugar

El trabajo de un guía es dar a conocer los detalles y anécdotas de cada lugar visitado, desde información histórica, cuentos o las leyendas urbanas del lugar.

Un guía te ayuda a adentrarte más en la cultura local, ya que te contará con detalle cómo se desenvuelve la vida en esa localidad, qué hacen los habitantes, qué lugares son más concurridos por los lugareños, dónde comprar souvenir, dónde puedes cenar y demás datos de primera mano que te darán una experiencia más cercana y única con el destino en el que te encuentres.

La tercera ventaja es que no tienes que limitarte por no hablar el idioma

Si te encuentras de viaje solo y no dominas bien el idioma del país donde te encuentras, puede que te sientas perdido, desorientado y no tengas a nadie que te responda todas las preguntas que quieres hacer acerca del lugar.

Un guía experto podrá traducir todo su conocimiento en tu idioma y tú podrás hacer todas las preguntas que quieras, incluso las que consideres tontas, sin sentirme incomodo porque sabes que el guía estará para ayudarte.

En cuarto lugar, los guías saben cómo acceder a lugares de difícil ingreso

Una de las mayores ventajas de viajar acompañado de alguien experto que ya conozca el destino o sea un local, es que te da el privilegio de conocer lugares que generalmente son de difícil acceso al publico general.

Tanto los guías expertos como los tours, en general, contratan una van o vehículo que te dará toda la comodidad de traslado y en donde no te preocupas por nada más que por pasarla bien. Incluso podrás dejar tus cosas en el vehículo y solo cargar encima la cámara o lo que necesites en ese momento.

Otra ventaja con los guías es que puedes hacer nuevos amigos

Muchas veces los guías y los compañeros de tour se convierten en amistades. Es muy común que cuando en un grupo hay buena química, los integrantes se divierten y la pasan bien juntos, lo común es que sigan el contacto.

Quien sabe, puede que en tu próximo viaje conozcas a amigos que mantengas de por vida y con quienes tengas muchas cosas en común.

Por último, adquiriendo el servicio de un guía se evitan las peleas o malos ratos dentro de un grupo

Viajar en grupo o acompañado parece ser una buena idea, pero no todo siempre es color de rosa, en los grupos existen diferencias de opinión y gustos diversos que algunas veces dificultan la elección del itinerario y el uso del tiempo durante el viaje.

Una guía te da la ventaja de tener a alguien que ayude a generar consenso, se encargue de cobrarle a cada quién y haga todo el proceso más centralizado y fácil. Esto evitará que alguien dentro del grupo se tenga que encargar de cobrar, idear el itinerario o que hayan malentendidos durante el paseo.

Ya que has leído todas las ventajas que conlleva contratar un guía, ahora es momento de que saques tus propias conclusiones. Nos gustaría saber qué piensas hacer en tu próximo viaje ¿Andarás por tu cuenta o buscarás un guía que te facilite el viaje?