PRÓXIMO VIAJE DE AUTOR 2018-09-25
LLÁMANOS AL +56-2-2215-6248
Destinos

Zanzíbar, un paraíso en Tanzania

Excepto durante un corto período de tiempo – exactamente entre 1963 y 1964-, Zanzíbar nunca ha sido un país independiente. Por eso, hoy es una región semiautónoma de Tanzania que incluye un archipiélago justo en frente de la costa oriental de África.

 

Los portugueses fueron los primeros europeos que controlaron Zanzíbar, cuando llegaron a la isla hacia finales del siglo XV. Así fue durante casi dos siglos, hasta que en 1698, el sultanato de Omán se apoderó de la zona, desarrollando una economía de comercio y plantaciones, principalmente de especias y marfil.

 

Ya en el siglo XIX, Zanzíbar era conocido por sus especias y esclavos, por lo que el interés del Reino Unido en el territorio fue creciendo, impulsado principalmente por el comercio y por la determinación de terminar con la trata de esclavos. En 1822, los británicos firmaron varios tratados con el sultán Said para limitar el comercio de esclavos, hasta que en 1876 se prohibió la venta de esclavos en Zanzíbar.

 

Poco a poco el Imperio Británico fue adquiriendo una mayor influencia sobre Zanzíbar, lo que se formalizó en 1890 en el Tratado Heligoaland-Zanzíbar. De esta forma, Zanzíbar pasó a ser un protectorado de los británicos hasta el 10 de diciembre de 1963, cuando Zanzíbar recibió su independencia del Reino Unido como monarquía constitucional bajo el gobierno del sultán.

 

Pero las tensiones étnicas entre árabes y africanos terminaron en la revolución de Zanzíbar, donde fue derrocado el sultán y miles fueron asesinados. Al final, la nueva República de Zanzíbar y Pemba, fruto de la revolución, pasó a formar parte de Tanzania.

 

 

Hoy, el centro económico y principal ciudad de la isla es la Ciudad Zanzíbar, en la isla Unguja, lugar de nacimiento del vocalista de Queen, Freddy Mercury. Además, Zanzíbar es conocido por ser uno de los destinos con las mejores playas del mundo, sobre todo las que están en la costa oriental, donde están los hoteles más exclusivos. Si bien hay mucha marea, los hoteles cuentan con piscinas privadas en los bungalows que invitan a ver uno de los mejores paisajes que existen.

 

Además de descansar en playas de aguas cristalinas y arena blanca, hacer snorkel y ver las preciosas puestas de sol, en Zanzíbar vale la pena conocer Stone Town, la capital de la isla. Es una ciudad construida con piedras de coral y además es famosa por las puertas de las casas, que están talladas en madera según la familia que vive. Aunque fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la ciudad está muy sucia y descuidada. De todas formas, visitarla es interesante porque se puede ver el contraste que hay entre los turistas y la población musulmana. Además, ahí está el antiguo mercado de esclavos – que claramente hoy no funciona-, pero es una forma de recordar uno de las peores prácticas de nuestra historia.

 

La isla también es conocida por ser el único lugar donde vive el mono colobo rojo, que se puede encontrar en el Jozani Chwaka Bay National Park. Otro paseo interesante es hacer la ruta de las especias, ya que no por nada Zanzíbar fue conocida como la Isla de las Especias.

 

Descubre África

CONTÁCTENOS