PRÓXIMO VIAJE DE AUTOR 2018-09-25
LLÁMANOS AL +56-2-2215-6248
Consejos Viajeros

La manera más fácil de viajar por Europa: una guía para entender el sistema de trenes del continente

 

 

Existen muchos lugares por conocer en el mundo que son fascinantes por su historia, cultura, belleza, gastronomía, gente… y así podríamos seguir. Pero Europa siempre estará dentro de los destinos principales para visitar por varias razones. La primera es porque es el viejo continente y como tal, supone el origen de nuestro mundo actual. Por otro lado, la relativa cercanía entre los países permite visitar varios en un solo viaje, sobre todo si se organiza bien. Y en ese sentido, trasladarte en tren es la mejor manera para aprovechar el tiempo y evitar los aeropuertos.

Además, el Acuerdo de Schengen, que eliminó los controles fronterizos entre 26 países europeos, supone que el espacio Schengen – común entre esos países- funcione como un solo territorio, con una única política universal de visados. Eso significa que el puerto de entrada a Europa se hace por medio del primer país que se visita del continente, sin tener que pasar por migraciones cuando viajas a través de los países miembros del tratado. En los aeropuertos también funciona el Schengen, pero las estaciones de trenes son mucho más expeditas y hay una mayor frecuencia de salida de trenes.

Aparte de conocer las políticas migratorias europeas, es necesario que tener en cuenta algunos tips para viajar en tren por Europa para ahorrar plata, tiempo y malos ratos.

 

  1.     Los pases de trenes

Un pase de tren te permite realizar viajes ilimitados, ya sea en la red nacional de trenes de un país específico o de los países que hayas comprado. A diferencia de un pase de tren normal, que se compra de un destino a otro, este ticket tiene áreas de coberturas, no lugares específicos que te obligan a hacer una determinada ruta.

La gracia de este pase es que puedes elegir entre 1 a 4 países a los cuales viajar, pero también puedes comprar un pase global, el Global Pass, si no tienes un itinerario definido. Pero también puedes combinar los pases; si piensas viajar 5 días por España y 4 por Francia, probablemente sea más económico comprar un pase por país a el Global Pass por 9 días.

Por otra parte, el pase te permite elegir usar tu ticket de manera continua, que se activa con los días consecutivos desde que es activado, o el flexible, una opción que te da el número de días durante los cuales puedes usar el ticket. Por ejemplo, puedes comprar un pase de 15 días de tren para usar durante dos meses.

Siempre debes fijarte qué países cubre el sistema de trenes, ya que el Reino Unido, Albania, Macedonia, Ucrania, Rusia, Moldava, Lituania, Letonia y Estonia no son parte del sistema.

  1.     Viaja ligero

La mayoría de los europeos viajan durante los fines de semana en tren con un bolso chico, extremadamente chico, y generalmente sin ruedas. Así es más fácil para trasladarse entre las estaciones de trenes y además te permite guardarlo en el compartimento superior de tu asiento, en vez de dejarlo al final del vagón. Además, este tipo de equipaje cabe en los lockers de las estaciones, por si decides salir durante un par de horas a conocer una ciudad.

  1.     Viajar de noche

Para quienes prefieren dormir en el tren y llegar a su destino en la mañana, existen diferentes clases, igual que en los aviones. La opción coche-cama (sleeper en inglés), tiene vagones con compartimentos de 1, 2 o tres camas (según lo que se pague) con sábanas. La otra opción son los trenes “couchette”, que son asientos en piezas compartidas que se transforman en cama.

  1.     Reservar los tickets

Aunque no todos los trenes requieren que reserves el asiento antes del viaje, es mejor asegurarse y hacerlo, sobre todo en países donde la demanda es muy alta, como España, Italia o Francia. Además, hay algunos trenes que no cobran extra por este servicio y otros que incluso no permiten reservar un asiento por adelantado. Siempre revisa las condiciones en el ticket.

  1.     No siempre es la opción más barata, pero sí la más rápida

Durante los últimos años han aparecido varias líneas aéreas low cost en Europa, las que a veces pueden ser más baratas que un ticket en tren. Sin embargo, en términos de tiempo, trasladarse en tren es mucho más eficiente que en un avión. Cuando se viaja en avión tienes que considerar llegar una hora y media antes al aeropuerto para entregar la maleta y pasar por seguridad. A la bajada, tienes que esperar que el avión llegue a su puerta, bajen las maletas y recién ahí estás libre para conocer la ciudad. En las estaciones de trenes sí hay seguridad, pero es mucho más rápido que en los aeropuertos.

CONTÁCTENOS